26 de mayo de 2015

Matar para vivir, la cruel decisión (2013) [Reseña]

Y después de un largo descanso, hoy toca volver a las alturas de Puno para disfrutar de una historia llena de acción, suspenso, niños torturados y chistes de doble sentido, esto es MATAR PARA VIVIR:


La película comienza con un niño corriendo a toda velocidad por el campo, visiblemente asustado, como escapándose de quien sabe qué, cuando de pronto...



Esa debe ser la aparición de título más épica de la historia del cine peruano. Te juro que hasta me puse de pie y comencé a aplaudir frente a la computadora.

Pues bueno, que ellos son Benjamin y su hermano pequeño y saltarín Perico (aunque no me queda claro si de verdad se llama así o es un apodo no explicado), quienes junto con Carmelo andan jugando a la guerrita. Pero como Benjamín no acepta que ha perdido, deciden definir al ganador con un duelo de puntería, de dolorosos resultados...



Esto debió haber sido una comedia, en serio, Matar para Vivir está plagada de escenas de humor (voluntario e involuntario) bastante buenas, y creo que le hubiese ido mejor al director si solo seguía ese rumbo, pero no, estamos frente a un "drama bélico", por lo que tarde o temprano tenía que llegar la tragedia.


El abuelo de Benjamín es asesinado por un trio de paramilitares liderados por "Jans" (sí, así está escrito en los créditos), el malo malote de la película, que quiere secuestrar a los niños para... para... en realidad no queda muy en claro para qué quiere a los niños, solo dice que debe cumplir "un contrato" (¿Alguien legaliza contratos para secuestrar gente?).

Pero de pronto Perico es invadido por el espíritu de Bruce Lee y acaba con esos malditos de un solo golpe:



Ok, al menos lo intentó. Igual yo quiero una camiseta con la cara de Perico, y su chullo, es un ídolo.

Seguimos, atrapan a los niños y Jans manda a uno de sus secuaces a cubrir al anciano con una bandera comunista para despistar a las autoridades. Es aquí cuando llega la segunda mejor escena de toda la película, protagonizada por el segundo mejor personaje (después de Perico, obviamente):



Ese es Torres y es quien se robará las escenas a partir de ahora. Aplausos, simplemente aplausos.


A medio camino por la carretera, la camioneta sufre un desperfecto (sale humo digital del motor) y a los malechores no les queda otra alternativa más que ir a pie. Torres es quien se encarga de desatar a los niños, en una escena llena de llanto y drama, que él una vez más se encarga de amenizar con su interminable lista de chascarrilos en doble sentido:



Por cierto, en esta escena también aparece un cuarto niño llamado Chucho, del que no sabemos ni sabremos nada en todo lo que queda de película. A lo mejor solo pasaba por ahí y el director decidió meterlo porque sí.

Una vez liberados, Jans les da un discurso sobre lo mucho que les va a dolor si intentan escapar y les ordena caminar con las manos en la nuca. Es aquí cuando por fina llega LA MEJOR escena que nos ha regalado el cine regional de los últimos años, una escena tan potente y llena de virilidad que es capaz de hacerte crecer la barba de tan solo mirarla. Este es Benjamín en modo Chuck Norris nivel 5:



Pero el maldito cobarde de Jans amenaza con matar a Perico, y a Benjamín solo le queda callar. Inicia así un cruel viaje por las montañas en el que los niños son constantemente agredidos física y verbalmente por Torres y sus horrendos chistes de El Chavo del 8.



En una parada para dormir es que ocurre una de las secuencias más alucinantes de Matar para Vivir y una de las principales razones por las que digo que esto debió ser una comedia. Se trata de Carmelo recordando... SU PRIMERA CITA. Y para más alucinación, quien lo ayuda en esa cita es... DIOS:



Como podrás darte cuenta, esta cinta está llena de contrastes, por cada momento de humor, hay otro de gran sadismo. Y obviamente la escena del sueño también encuentra su contraparte en la realidad. Al despertar Carmelo (con Torres orinándole en la cara), ya no puede seguir con esa opresión y en un veloz movimiento golpea a uno de sus captores e intenta huir, siendo atrapado demasiado pronto.

Jans entonces decide darle un escarmiento ejemplar.


Es una escena muy triste y muy cruda que desgraciadamente es arruinada por otra que en realidad NO TIENE NINGUNA CONEXIÓN CON LA PELÍCULA: de la nada vemos aparecer a un señor en taparrabos rondando la zona y siguiendo de lejos a uno de los secuestradores. En principio parecía que ayudaría a los niños o algo así, pero no, solo se va y nunca vuelve a aparecer.


Y llegamos al clímax. Al clímax de las tonterías. El esbirro más reservado del equipo, un tal Ponce, trata de cruzar un río cuyas aguas apenas le llegan a la rodilla, pero el muy idiota se cae solo y "se lo lleva la corriente". Siguiendo con el cúmulo de idioteces, Jans y Torres van a rescatarlo y se les olvida que los niños andan libres. Al regresar, obviamente, ya se han ido.


Benjamín sabe que no importa cuanto corran, los van a atrapar, la única opción es... MATAR PARA VIVIR!!!


Organizan un plan que consiste en que Perico se ponga al borde de un precipicio y se calatee... ¿Eh? O algo así. La cosa es que atrae a Torres y lo distrae hasta que su hermano y Chucho lo golpean  con un tronco y lo hacen caer hacia su merecido castigo.


A partir de ahí supuse que la película se convertiría en un homenaje a Rambo, con los niños camuflándose y usando técnicas de cacería para cabar con los malos uno a uno. Pero no. Ya no hay más planes. Chucho toma el arma de Torres y en vez de proteger a sus amigos con ella, se larga por su lado sin decir nada.

Los hermanos solo corren en busca de un lugar donde esconderse y aquí llega OTRA escena completamente innecesaria: Perico pisa una espina Y SE DESMAYA. No sé si habrá sido una espina venenosa o qué, pero se queda inconsciente y Benjamín grita y llora hasta que se despierta de nuevo y siguen corriendo.

Entonces llega Ponce y le dispara por la espalda Benjamín. Y entonces llega Chucho y le dispara por la espalda a Ponce. Y entonces llega Jans y le dispara por la espalda a Chucho.

Esta película me ha enseñado a cuidarme las espaldas.

Y es momento del duelo final. Un malherido Benjamín se yergue sobre su dolor y estrecha entre sus manos el arma más poderosa que nos han regalado los apus... LA OJOTA.



Hubiese sido genial, hubiese sido perfecto que Matar para Vivir terminara ahí, en ese momento, con los hermanos caminando hacia el horizonte, pero lamentablemente al director Edgar Ticona lo venció la tentación de hacer una secuela y es por eso que la película cierra con una escena final horrenda y muy mal actuada en la que aparece un Benjamín adulto y desfigurado contando que su historia de tragedias continúa.

Y para empeorar las cosas, se nos deja entrever que Torres resucita.

No pues, ahí sí ya la terminaron de fregar.

EN RESUMEN

Lo mejor: Las actuaciones infantiles, los toques de humor, las frases épicas y ese csm de Torres.

Lo peor: Los efectos digitales, las escenas innecesarias y ese final que no concluye nada.

En conclusión: Matar Para Vivir falla al tratar de narrarnos una historia dramática con seriedad y realismo, y aún así, o quizás por eso mismo, ES REALMENTE ENTRETENIDA DE VER. Con seguridad puedo decir que es una de las mejores películas puneñas de los últimos tiempos.

No sé si de verdad lleguen a filmar una segunda parte (la vienen anunciando desde hace años) pero me mantendré al pendiente.

Hablaos O_O/


24 de mayo de 2015

FanFiesta por el Día del Orgullo Friki 2015 [Fotos]

No me gustan las fiestas de otakus, son como fiestas, pero con otakus, y ver a Goku jalándose unos puchos y a Hatsune Miku cargando un cajón de chela, como que me parte el alma. Pero weno... Hace dos semanas que no cubría ningún evento. Como siempre, las fotos en nuestras cuentas de Facebook y Google +. En esta ocasión no llegué a filmar ningún video. discúlpenme.







22 de mayo de 2015

Jurassic World [Spots para TV]

El Parque Jurásico prepara su reapertura para este 11 de junio y aquí tenemos ya los primeros avances para televisión, uno de los cuales cuenta con la voz en off del fallecido actor Richard Attenborough quien interpretó al multimillonario resurrector de dinosaurios John Hammond en las primeras entregas de la saga:











Ratings and Recommendations by outbrain