Cabasuka Gakuen [Capítulo 3: El regreso de Nezumi]


Llegamos al tercer capítulo de Cabasuka Gakuen y nos encontramos con que Otabe, Sakura y Center han salido del club para irse al karaoke con unos clientes, algo que se supone NO DEBERÍAN HACER, pero como todos confían en la experiencia de Center, creen que las cosas irán bien. Y no, NO VAN NADA BIEN. Los clientes se ponen espesos y quieren llevarse a las chicas a un hotel, entonces Center se "sacrifica" y decide irse sola CON TODOS ELLOS. Yo pensaba "Ella es lista, de seguro se inventa cualquier cosa y se libra de esa gentuza". PERO NO, de verdad les da servicio completo con pulida de sable. Ok, no, eso no se ve, pero sí sale toda mojada y con el rostro visiblemente incómodo. Y para terminar de arruinar la noche, una sombra se despega de la pared y va por ella.



Al día siguiente Jurina ya no puede volver al trabajo "porque no se siente bien". Las chicas quedan sin rumbo y la necesidad de una nueva "mami" se hace evidente cuando tratan de atraer a los clientes del día anterior llamándolos a sus teléfonos personales (¿En serio las chicas kyabakura hacen eso? ¿Qué pasa si alguno de sus clientes tiene esposa y ella contesta? Aunque, bueno, si requieren de esta clase de servicios, difícilmente tienen pareja...) y ellos les dicen "Ahorita no joven". Es ahí que llega al rescate la única, la incomparable, la mortal, la mirada que te perfora el alma, la voz que te susurra al oído y te hace cometer locuras... NEZUMI.


Aquí debo admitir algo, y es que yo ya estaba preparado para destruir este dorama por poner a mi adorada Nezumi como dama de compañía, pero luego lo pensé un momento, y me di cuenta... en realidad tiene mucho sentido. Nezumi es, por sobre todas las cosas, una sociópata, alguien capaz de cambiar de rostro mil veces con tal de obtener lo que quiera de una persona y luego desecharla (¿Has visto Death Note? Light Yagami es un buen ejemplo). Entonces, que ella de repente se convierta en una chica super tierna, les saque el dinero a los clientes como quien exprime una esponja y de paso humille a todas sus compañeras (pues se roba la atención a donde vaya), es completamente comprensible y va muy de acuerdo al personaje.


Por otro lado, en este capítulo queda consolidada la guerra entre Aquarium Cabakura e Ikke Ikke Tattoo (aún no me queda claro por qué pelean, como si fueran los únicos clubs de la ciudad, pero pelean), y para ganar popularidad, nuestras chicas presentan un número musical que al parecer practicaron en menos de un día y sin que hayamos visto ni un solo ensayo.



Y claro, Jurina no iba a perderse la fiesta, regresa justo para entrar al baile, y luego nos regala una tierna escena a solas con Nezumi, quien alguna vez fuera el amor de su vida. 


El capítulo termina con Sakura siendo seguido por dos sujetos que no parecen tener buenas intenciones. ¿Veremos al fin una pelea al estilo yankee?


Comentarios