Las Chicas del Cable, Capítulo 8: El Amor [Resumen]


Ha sido un camino largo (y aburrido) pero al fin, AL FIN, hemos llegado al final de Las Chicas del Cable. Bueno, al final de la temporada, porque al parecer habrá una segunda parte, o al menos eso es lo que esperan los realizadores de la serie, porque han dejado inconclusas muchas cosas, demasiadas. Bueno, TODO queda inconcluso. Para empezar, aunque Beltrán está muerto (misterio sin resolver), Alba decide seguir con el robo del Rotary 7 a fin de que no pueda ser implementado en la Compañía y sus amigas telefonistas conserven su trabajo (sí, nuestra heroína va a retrasar el progreso de las telecomunicaciones, todo sea por la amistad). Francisco se da cuenta del robo e inmediatamente sale a buscar a Alba. Carlos los escucha discutir y es ahí cuando descubre la verdadera identidad de su futura esposa.


Mientras tanto, Marisol, la ex novia de Pablo, se ha vuelto completamente loca (sí, otra loca más, y ya van varias en esta serie supuestamente "feminista") y amenaza con hacerle la vida vida imposible a Marga, ahora también en su lugar de trabajo, pues lo último que vemos de ella es que se apunta para ser telefonista.


El final más trágico se lo lleva Ángeles, quien regresa al lado de su marido golpeador, pero no porque lo haya perdonado, sino porque al parecer planea ir envenenándolo de a pocos hasta deshacerse de él.


Todo lo opuesto con Carlota, quien continúa dándose la gran vida teniendo tríos con Sara y con Miguel. Ella sabe que su padre está dirigiendo un golpe militar en España, pero no parece que vaya a usar esa información para algo importante. Y así, Las Chicas del Cable termina su primera temporada sin darle ningún tipo de cierre a sus tramas.


Comentarios