Reseña de Una noche para mamá (Mom's Night Out) (2014) Cine Cristiano



Un grupo de madres cristianas decide celebrar el día de las madres dejando a sus esposos a cargo de los niños y saliendo a divertirse en una noche solo para ellas, pero cuando un bebé perdido se inmiscuya en sus planes no dudarán en salir a buscarlo a los rincones más oscuros de la ciudad, iniciando así una larga travesía llena de enredos, tatuajes secretos y muchos motoristas.


Ok, dejando de lado el tema cristiano (de eso trataremos en el siguiente párrafo), Una Noche para Mamá es una comedia bastante irregular, principalmente porque la mayoría de su humor consiste en mostrarnos a las protagonistas en un ataque de histeria. Van a un restaurante, no les dan la mesa que reservaron, gritan y gritan. Van a un salón de tatuajes a buscar al bebé, el chico que atiende no les ayuda, ellas gritan y gritan. Y así, a cada lugar al que van. Otro problema es que los personajes no están muy bien desarrollados. Al principio, las tres protagonistas se presentan como mujeres llenas de defectos y miedos absurdos y hubiese sido genial que aprendan a lidiar con ellos, pero no, no lo hacen. De hecho, la moraleja final es "Soy un desastre, pero soy un desastre hermoso, soy su obra maestra y eso basta" lo cual es un tanto confuso: ¿Dios no quiere que cambiemos y seamos mejores personas? ¿Eh?

Y ya que entramos al tema de Dios, desde el punto de vista cristiano, sí que hay ciertos detalles que vale la pena destacar. Por ejemplo, se muestra a cristianos con tatuajes (algo que en muchas iglesias evangélicas sigue siendo todo un tabú), vemos que entre los mismos hermanos hay conflictos y envidias (la esposa del pastor está siendo juzgada todo el tiempo, pero en la última escena deja de importarle eso y se pone a bailar frente a todos, lo cual es genial), vemos a la hija del pastor renegando de sus padres porque no la dejan salir de noche, vemos a una madre soltera que trabaja por su hijo y nadie le está insistiendo para que vuelva a tener marido. Esos son temas que normalmente ni se hablan en las iglesias ni se tocan en el cine cristiano, y me alegra que Una Noche para Mamás sí se haya atrevido a dar ese paso. ¿La recomendaría? Solo para el público cristiano.

Comentarios