13 Reasons Why, Capítulo 13: Casete 7, Lado A [Resumen]


Y aquí llegamos, el capítulo final, el último y definitivo adiós. Hannah está más decidida que nunca a morir y comienza a grabar su historia en los casetes, con ayuda de Tony, quien le presta una grabadora creyendo que solo se trata de un proyecto escolar. Pero al llegar a la doceava cinta, algo inesperado ocurre: ya no quiere morir. El haber expresado todas sus penas la libera de un gran peso y le hace querer darle otra oportunidad a la vida. Y como todos podemos suponer, no terminó bien. Trata de contarle al señor Porter sobre la noche en que fue abusada, pero como no quiere dar ningún nombre, el consejero le dice que lo mejor será que lo olvide y lo deje pasar (¡Maldito infeliz!). Hannah se molesta y sale al pasillo, esperando a que alguien, cualquiera, la detenga. Pero no, nadie viene a salvarla. 

Lo que sigue... Es una escena muy cruda y difícil de ver. Después de hacer un par de diligencias, Hannah regresa a casa, se pone ropa vieja, entra al baño, llena la bañera, se sumerge en el agua, se corta las venas con una navaja (la cámara no mira hacia otro lado, NOS OBLIGA a ver los cortes) y se desangra hasta la muerte. 


De regreso al presente, Clay le reclama al señor Porter por no haber hecho nada para salvar a su amiga y le da una última oportunidad para redimirse: le entrega las trece cintas y le pide que haga con ellas lo que le parezca conveniente. Al salir se encuentra con Skye, una chica darks con cortes en las muñecas, y como una forma de redimirse él también, se acerca a ella y le pide un momento para conversar.

Por su lado, Tony acude a la tienda de los señores Baker y pidiéndoles perdón por haberles ocultado la verdad, les entrega los audios que su hija grabó.

Y si estabas esperando un final con justicia y paz para todos, lo lamento, no será así. Justin huye de casa sin rumbo conocido. Bryce se entera de las cintas pero no cree que la palabra de una muerta valga más que la suya. Jessica ya no puede seguir ocultando su dolor y le cuenta a su padre sobre el abuso que sufrió. Alex es llevado al hospital por una herida de bala en la cabeza, pero se queda en misterio si intentó suicidarse o si lo atacó uno de los amigos de Bryce. Y para terminar, vemos a Tyler ocultando armas de fuego en su habitación, lo que nos deja entrever que se está preparando para una masacre.

Y así, aún sin saber qué les deparará el futuro, Clay y Tony se alejan hacia el horizonte.

Comentarios

Publicar un comentario

Comenta libremente y te responderé OuO/