Sayonara, Enari-kun [Capítulo 1: ¿Qué demonios está pasando?]


Conste que yo solo vi este dorama porque mi diosa Mayu Watanabe estaba en él, no tenía ni la menor idea de qué trataba y hasta hoy día sigo sin entender muy bien lo que atestigüé. Es una cosa demasiado rara. La historia comienza con Mayuyu interpretando a Saori Kiriyama, una mujer sin suerte en el amor que acude a una de esas sesiones de citas rápidas para encontrar pareja. Ahí conoce a un tal Tamotsu del que cae enamorada, pero como no quiere meter la pata otra vez, decide llevar la relación de la manera más lenta posible. Basta decir que solo le permite tocarle la punta del dedo en la primera cita. Estilo E.T.


Sí, esa fue la mejor parte del capítulo. Pero lo espeluznante está por llegar. Las cosas van de lo más bien entre Saori y Tomate Tamotsu, hasta que un día ella decide hacer algo bonito por él y coser uno de los botones que se habían desprendido de su chaqueta. Ambos se reúnen en el restaurante de Mura-chan, el mejor amigo (gay no confirmado) de Saori, y es ahí cuando ella se da cuenta de que el dichoso botón ya ha sido cosido por alguien más. 


Tamotsu cae enredado en sus propias mentiras y Saori no tarda en descubrirlo como un mujeriego más. Hasta aquí, hasta aquí, señores, este dorama era una comedia romántica bastante simpática, pero lo que viene es simplemente un... ¿Qué demonios está pasando?.


El tipo es llevado al sótano del restaurante, donde es atado y amordazado para que Saori pueda "exorcizarlo" a golpes hasta liberarlo de un "demonio" cara de pez llamado Enari-Kun. Ninguna explicación de por medio. El demonio se va caminando, Tamotsu se recupera y fin. No sé qué acabo de ver, pero tal vez haya alguna explicación más adelante, así que trataré de ver los demás capítulos. Todo sea por Mayuyu.


Comentarios