Anne with an E, Temporada 2, Capítulo 3: La verdadera visión está en el interior


Anne viaja junto a la familia Barry para visitar a la señora Josephine, quien amablemente se ha ofrecido a usar sus influencias para localizar con Gilbert y entregarle la carta que la pelirroja escribió. Al llegar a Charlottetown, capital de la Isla del Príncipe Eduardo, se entera de que ahí se estafó a mucha gente haciéndoles creer que bajo sus tierras había oro, es entonces que junto a Diana salen a buscar al periodista que siguió el caso, y si bien él no quiere saber nada de ellas en un principio, al final termina accediendo a prestarles sus anotaciones. Es en ese momento cuando a Anne logra al fin ver lo evidente, que Nate y Dunlop son un par de estafadores.



De regreso a Tejas Verdas, Anne le cuenta lo que descubrió a Marilla, pero ya es muy tarde, los dos delincuentes las sorprenden y después de atarlas y amordazarlas huyen del lugar llevándose el dinero que habían logrado recolectar. Jerry los intercepta en su escape y venciendo todos sus miedos trata de detenerlos, llevándose una golpiza de parte de ellos.


Ya nada parece interponerse entre los dos bribones, excepto... Ellos mismos. Dunlop acusa a Nate de haber arruinado el plan y con una pistola le exige que le entregue todo el botín. Peeeero, resulta que el arma no tiene balas, así que Nate lo vence y lo echa al foso que había excavado haciéndose pasar por geólogo. El señor Matthew y los vecinos llegan al lugar poco después y logran capturar a Dunlop, quien insiste e insiste en que es inocente y que Nate lo estafó también.

Así pues, los días de tranquilidad parecen haber vuelto a Avonlea, excepto para el señor Barry, claro, quien lo invirtió todo en el negocio del oro. Mientras tanto, al otro lado del mundo, Gilbert recibe la carta de Anne diciéndole que en su tierra hay otro.

Comentarios