Lo que quedó del Pop Corn Festival 2014


Cuando se dio a conocer el Pop Corn Festival hace ya casi un año, el plan era este:


Después de muchas posposiciones, cambios de local y huida de auspiciadores, esto es lo que quedó de aquel prometedor proyecto.



¿Zona de videojuegos? ¿Sala de proyecciones? ¿Concurso de cortos? ¿Fiesta de cierre? ¿El "set experience" que se suponía sería el símbolo del evento? ¿"Un lugar lleno de color y fantasía"? El Pop Corn Festival que vio la luz este fin de semana no era ni los huesos del plan inicial, sólo lo sostenían dos cosas: los invitados internacionales y los trailers, muchos, muchos, trailers...

Interprétese "material", "presentación" y "Bruno Ascenzo" como "trailers"

Para eso era lo único que servía su asociación con diversas distribuidoras cinematográficas, para poner avances de películas que podías ver en cualquier cine. Y el primer día fue eso básicamente, un gran festival de trailers al aire libre.


Y los invitados... maldición. Traen a dos grandes del comic, y no para dar una conferencia magistral sobre su oficio, no, es para que respondan preguntas del público tan idiotas como "¿Qué te pareció el Perú?" y "¿Quién ganaría una pelea entre Wolverine y Deadpool?". Te juro que cuando escuchaba una pregunta de ese tipo me daban ganas de aventarle una granada al escenario y detener de una vez ese show de la vergüenza ajena.

El momento más incómodo: cuando le preguntaron a Chris Claremont qué superhéroe basado en la cultura peruana crearía. Él, que ni siquiera sabía de qué lado del planeta estaba (poco antes de eso había preguntado si la playa al frente era del Océano Atlántico o del Pacífico), obviamente desconocía de nuestra cultura (y está bien, es un artista, no un historiador). Se quedó un rato en blanco, echando una sonrisa de incomodidad, y luego desvió la pregunta metiendo un floro acerca de la poca cantidad de mutantes latinos en X-Men y remató preguntándole al público qué poderes debería tener ese superhéroe peruano, a lo que una chica contestó: "Que se vuelva fuerte comiendo quinua".


Ya para el segundo día las cosas mejoraron considerablemente debido a una mayor participación de cosplayers (poner premios en efectivo de hasta cuatro cifras para el cosplay fue uno de los pocos aciertos del Pop Corn). Pero el daño ya estaba hecho: muchos de los asistentes usaron la página del evento para quejarse de la ubicación (había que caminar media Costa Verde para llegar al pedazo de tierra y piedras en el que se realizaba el festival, e incluso con auto propio tenías que andar a pie un buen trecho desde el estacionamiento) y la pésima organización (quienes llegaron temprano se dieron con la sorpresa de que había stands que ni siquiera estaban armados), algunos hasta remataban sus entradas del domingo por ese mismo medio.


Y así, para el cierre del festival, aunque trataron de juntar a toda  la gente frente al escenario, era imposible no ver los vacíos. Nada más tengo que decir al respecto, dejo un álbum de fotos aquí (no olviden darle like a la página para más reseñas):

#PopCornFestival
Posted by Sombras de Rebelión on Domingo, 27 de abril de 2014

Y un video que resume bien lo que pasó a lo largo de esos dos días:


Comentarios

  1. Todo evento donde Conamyc este detrás de eso, siempre será un fracaso.

    ResponderEliminar
  2. xD Conamyc no esta detrás de este evento

    ResponderEliminar
  3. Pero Conamyc respondia las preguntas de la gente en la pagina del evento

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta libremente y te responderé OuO/