Saint Seiya: Legend of Sanctuary [2014]


Adaptar una serie de televisión al cine nunca es fácil, el tener que recortar y cambiar historias y detalles de la trama siempre deja una gran cantidad de fans molestos, por más buena que sea la película. Pero el caso de Legend of Sanctuary es especialmente desastroso porque todo lo que cambian y recortan atenta directamente contra la dignidad de los personajes.

En principio, se supone que esta película está hecha para el disfrute del público en general, no solo para los conocedores de Saint Seiya, por eso es que comienza de cero y tratan de explicarnos rápidamente todo lo del cosmos y los dioses. Sin embargo, de la vida personal de nuestros cinco héroes protagonistas, no hay ni siquiera un atisbo. Sabemos que son huérfanos y que sienten que deben proteger a Saori porque el anciano que los secuestró les dijo que para eso habían nacido. Punto. Sus traumas, sus tristezas, todo ese dolor que nos hacía identificarnos con ellos y sufrir con ellos, no existe. Son personajes huecos.

A partir de ahí ya da igual si esto lo ves como un fan o como un cinéfilo, la historia no funciona porque sencillamente... no hay historia. Todo se reduce a una serie de peleas sin gracia, diálogos que intentan ser ridículamente épicos y escenas cómicas que se pasaban de caricaturescas.


Pero está bien, es una película de solo 90 minutos (93 con los créditos), se comprende que opte por el camino fácil antes que arriesgarse a ser profunda. Lo que no puedo comprender es lo que le hicieron a los caballeros dorados. Es como si los guionistas se hubieran reunido en una mesa para discutir la mejor manera de humillarlos.... (SPOILERS) ¡Afrodita muere sin siquiera dar un golpe! ¡Cáncer, la maldita máscara de la fokin muerte, aparece dando un número musical! ¡Virgo completamente desaprovechado! ¡A nadie le interesa la muerte de Camus! ¡Milo es mujer y ni siquiera encuentro una razón lógica para eso! ¡Geminis se transforma en un monstruo gigante que parece salido de StarCraft! 

Al final salí de la sala pensando "¿Qué cosa acabo de ver?". Eso no era Saint Seiya, parecía el intro de un videojuego de hace seis años que nunca llegó a salir a la venta. Ahí lo dejo. 

Comentarios

  1. Como fan, fue una patada en los innombrables. Pero tratando de ser buena gente, pude disculparles muchas cosas, pero JAMÁS estas 4: Shura no murió. Milo convertido en mujer sin la más mínima necesidad/explicación de por medio. Saga convertido en un monstruo ridículo. Afrodita y Death Mask humillados AÚN más que de costumbre.

    Que sea hueca, que no profundice, que sea rápida, para mi fue lo de menos, en comparación de las cuatro menciones que hago.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta libremente y te responderé OuO/