Goal! La saga que se autogoleó...


La relación entre cine y fútbol no ha sido muy buena a lo largo de la historia, especialmente porque hasta hace solo unos años, el fútbol en Estados Unidos (o "soccer" como es conocido por allá) no era más que "un deporte de inmigrantes", así que no había muchas casas productoras interesadas en contar historias sobre este deporte. Tuvo que ser la misma FIFA quien pusiera plata, equipos y estadios para crear la primera trilogía cinematográfica futbolística, la saga Goal!:


Estrenada en el 2006, Goal! The Dream Begins contaba la historia de Santiago (el actor mexicano Kuno Becker), un inmigrante ilegal que vivía en Estados Unidos realizando trabajos de jardinería (estereotipos everywhere) hasta que un ex jugador del Newcastle United lo ve jugando fútbol y lo anima a escapar de casa para viajar a Inglaterra y bla bla bla... no era muy entretenida, pero cumplía como drama deportivo, pasó sin pena ni gloria por las salas.



Para Goal II: Living The Dream (2007) las cosas se pusieron DEMASIADO dramáticas, al punto de que más parecía un telenovela con mucho presupuesto: a Santiago le aparece un hermano perdido, su novia lo deja por infiel, su mejor amigo sufre una crisis al sentirse viejo... Lo peor es que la historia deja varios cabos sueltos, esperando resolverlos en la tercera y ultima parte.

Y no, nunca llegan a resolverlos, porque lo que siguió fue... la catástrofe.



En serio he buscado la respuesta y no la he encontrado todavía, parece que fue por algún lío con los auspiciadores o no sé qué, Goal! 3: Taking on the World (2009) tuvo que ser filmada con una décima parte del presupuesto que tuvieron las dos películas anteriores, provocando un bajón de calidad tremendo y notorio desde los primeros minutos de la cinta, y lo que es más inexplicable, cambian de protagonista, Santiago ya no es el héroe de la saga que inició, sufre un accidente y nunca puede ir al mundial, queda relegado a un papel secundario, casi extra, y ni se hace mención a sus problemas pendientes de la entrega anterior. El peor final que pudo tener. Al menos no llegó a los cines, se estrenó directamente en video, con esta horrenda portada en la que Kuno Becker aparece como diciendo "¿Y yo qué hago en esta mierd...?":

(Y el de la derecha tiene cara de pervertido)
Pero bueno, supongo que ahora que el fútbol es más popular en Norteamérica, ya vendrán mejores producciones. Por lo pronto los dejo con la mejor película que se haya hecho hasta el momento acerca de este deporte:



Comentarios