¡Devuélveme a mi elefante! [Grandes escenas del cine]


El Protector (también conocida como Thai Dragon) es una película tailandesa del año 2005 reconocida por tener uno de los argumentos más raros que haya dado el cine de acción mundial: a Tony Jaa le roban su elefante. Punto. Y se pasa toda la película gritando "¡¿Dónde está mi elefante?! ¡¿Dónde está mi elefante?!" igual que Bart Simpson cuando no le dan su premio...



Peeeeeeeeeeeeero también es recordada por tener una escena legendariamente épica, sublime, arte puro, un plano secuencia de casi ocho minutos de duración en los que el furibundo Tony va destruyendo un restaurante piso por piso y lanzando gente desde alturas insanas y sin el menor remordimiento. La verdad, me cuesta creer que nadie haya muerto filmando esto:


Otra escena bien recordada, aunque un poco menos épica, es el primer enfrentamiento cinematográfico entre un guerrero muay thai y un campeón de capoeira:



Pero aún así, El Protector no pasa de ser solo un entretenimiento hueco y con algunos momentos bastante ridículos (¿Se cae de un helicóptero y los huesos del elefante le amortiguan la caída?). Que tuviera una secuela me tomó por completo desprevenido y más que en ella colaborara el mismísimo RZA, fundador de Wu-Tang Clan y confeso fanático del cine de artes marciales:


"¿Otra vez se perdió tu elefante? ¿Estás seguro que es un elefante y no un gatito? ¿Cómo es que lo sigues perdiendo?" Bueno, al menos esta vez no se lo toman tan en serio (XD).

Comentarios