Sueños sobre hielo (Ice Princess) (2005) [Reseña]


Esta debe tratarse de una de las películas más olvidadas que haya producido Disney, la única razón por la que de vez en cuando me acuerdo de ella y me hace soltar una carcajada es que en España llevó el ridículo, horrendo e incomprensible título de "Soñando soñando triunfé patinando":



Pero más allá de ese pequeño detalle, Ice Princess (o "Sueños sobre hielo" como se conoció por aquí) cuenta la historia de Casey, la típica chica nerd del cine gringo que se la pasa pegada a una computadora, recita formulas matemáticas sin que nadie se lo pida y no parece ser consciente de su propia belleza. Un día le dan la oportunidad de ganar una beca para entrar a Harvard y ella decide hacer méritos con un proyecto científico: la física en el patinaje artístico. Sí, en serio.

¿De donde sacó un software específicamente para eso?
Obviamente todo este rollo pseudocientífico solo sirve de excusa para llegar al conflicto: Casey se da cuenta de que en verdad le gusta el patinaje y quiere practicarlo profesionalmente, aunque eso signifique dejar de lado la universidad y desobedecer a su madre, que es una especie de "feminista conservadora" (¿Eso existe?) o algo así, y se niega a ver a su hija con esos vestiditos de patinadora porque los considera "un retroceso" en la lucha de las mujeres.

Feminismo Conservador: cuando pides libertad para las mujeres pero obligas a tu hija a vestir como anciana
Y en medio de ese conflicto es que la película va lanzándonos sus enseñanzas: "lucha por tus sueños", "haz lo que te dicta el corazón", "deja la universidad por un deporte super caro que no puedes costearte y que no te garantiza ningún futuro" y esas cosas muy de Disney.

Lo mejor de Ice Princess, tal vez lo único por lo que se salva de la hoguera, no está en el guión, definitivamente, son las escenas de patinaje, muy bien filmadas, editadas e interpretadas.



Por lo demás, es una comedia adolescente entretenida, predecible hasta decir basta, pero entretenida, gracias especialmente a Michelle Trachtenberg, la actriz protagonista, que prácticamente lleva todo el peso del filme encima y sale muy bien librada, incluso interpretando un personaje ya visto mil veces. Es una lástima que su carrera se haya estancado en la televisión.

Así que, en honor a ella, cierro el post con este video:


Comentarios