Recordando Guerreros de Arena, nuestra The Get Down


Y ahora que se ha puesto muy de moda la serie musical de Netflix The Get Down, es un buen momento para recordar una producción nacional que también retrató la vida de un grupo de jóvenes que salieron de la adversidad a través de la música urbana, PERO LO HIZO MUY MAL:



Ya con solo ese intro daban ganas de reventar la tele con un ladrillo y salir corriendo. Pero bueno, Guerreros de Arena contaba la historia de una bailarina profesional que regresa a Lima después de muchos años trabajando en el extranjero y decide poner bajo su tutela a unos muchachos a los que había encontrado haciendo piruetas en un semáforo. Y sí, por si no te diste cuenta ya, la historia estaba basada, supuestamente, en la vida real de la empresaria y coreógrafa Vania Masias y la creación del grupo de baile "Ángeles de Arena". ¿Pero por qué digo "supuestamente"? Es que cuando se estrenó la serie, los mismos "ángeles" salieron a decir que todo lo ahí narrado era mentira y hasta amenazaron con demandar a Masías por decir que ella había creado el grupo:


Como sea, en principio, la serie se veía bien, no lo voy a negar, estaba bastante bien filmada, tenía buenas secuencias de baile (la mayoría del elenco eran bailarines de verdad, un punto a favor), pero el guión, señores, no tenía ni pies ni cabeza. La mayoría del drama se centraba en mostrarnos una y otra vez, cuan buena era la profesora y cuan pobres y marginados eran sus estudiantes. Entraban a un restaurante, los marginaban. Entraban a un cine, los marginaban. Entraban a una disco, los marginaban. Y está bien, la discriminación entre clases es algo muy real, y muy presente todavía, pero aquí estaba retratada de una manera tan exagerada (por ejemplo, una anciana adinerada, vecina de la maestra, ponía un cartel gigante en su casa pidiendo que los chicos se vayan a entrenar lejos de su barrio) que se hacía ridícula, graciosa, no causaba reflexión, solo risas.

Por lo demás, las historias personales de cada uno de los "guerreros" sencillamente no las recuerdo, o las tenían. Por ahí creo que había un chico al que sus padres lo trataban de gay por haberlo encontrado viendo videos de baile, una tontería. Ah, sí, también estaba un personaje fan del kpop y su mayor drama era QUE NADIE QUERÍA SABER NADA DEL KPOP.



En serio nunca entendí si era un homenaje o una burla hacia los fans de la música coreana.

Guerreros de Arena se estrenó el 7 de enero del 2013 y fue un completo fracaso, nunca jamás pasó de los cuatro puntos de rating, hasta El Angelus, señores, EL ANGELUS, el segmento de oración de América Tv, tenía más sintonía que ese programa.


Ya para febrero Frecuencia Latina (ahora solo Latina) se desentendió completamente de la serie, comenzó a interrumpir su transmisión para poner especiales de Amor Amor Amor, y ya para terminar de sepultarla, mandaron a recortar los capítulos. Así pues, el final de Guerreros de Arena se desarrolló con una voz en off que se apuraba para cerrar todas las tramas sin tener que mostrar nada. Lamentable, ciertamente, pero no puedo decir que no se lo haya merecido.


Comentarios

  1. no fue producida por michelle alexander??? bueno, la exageracion siempre viene a estas historias, hay muchas mini-series q cuentan sobre estrellas populares peruanas y almentablemnten niguno cuenta la verdad, es una pena, pues la realidad supera a la ficcion, nada mas q ver el itnro para desanimarme...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta libremente y te responderé OuO/