Otaku Day 3: Edición Youtubers, o cuando calienta el sol aquí en la disco

[Advertencia: El siguiente es un artículo de opinión escrito por una mente perturbada cuya percepción de la realidad puede oscilar dependiendo del tipo de medicamento que consuma, por lo tanto, sus declaraciones no pueden ser causa de denuncia penal ni servir como evidencia en un juicio bajo las leyes de esta nación ni de cualquier otra nación en este planeta, sistema solar, galaxia, universo y/o universo paralelo, conocido o aun por conocer. Una vez leído esto, estás advertido.]


Odio a los youtubers, te lo digo de frente, con toda el alma, los odio; cada vez que paso por una librería y me encuentro con un afiche de HOLASOYGERMAN posando junto a su éxito literario "Chupa el Perro", lloro, lloro por dentro, porque sé que hemos fracasado como especie, y ahora todo lo que nos queda es esperar a que nos caiga un meteorito y borre para siempre del universo nuestras miserables existencias. Dejando este punto en claro, debo decir no tenía la menor intención de asistir al Otaku Day 3, dedicado precisamente a los youtubers (o mejor dicho, a un solo youtuber, Kalathras, el otro vino de regalo). Pero bueno, hace más de un mes que no subía nada, así que... aquí vamos.

  

Apenas ingresé a la discoteca Mangos y supe cual sería el principal problema que me mantendría sufriendo a lo largo de la tarde. El maldito calor. Proyecto Otaku había promocionado el local diciendo que los cosplayers no tendrían nada de qué preocuparse pues estaba completamente techado. Ok, ¿Pero de qué sirve eso cuando solo hay tres ventiladores echando aire? El calor igual se siente, y más cuando estás apretujado entre un montón chibolos con sus pijamas Umaru-Chan.

Y el sopor, claro, era demasiado evidente, la gente se mantenía estática, sentada o pegada a las barandas, todo el centro del local despejado, y siguió así la mayor parte del evento. El show comenzó con el concurso de karaoke, y la única participante que puedo recordar, interpretando "Lilium" opening de Elfen Lied:


Siguió la banda GODLIKE interpretando temas de videojuegos en versión rock, comenzando por el épico "Techno Syndrome" de Mortal Kombat, y aprovechando al máximo las pantallas del escenario:



La presentación de Karin Maid Idol me había causado bastante expectativa, pues sabía que iba a interpretar "Story Maker" de Yuri on Ice, uno de los mejores openings del 2016. peeeero todo se fue al tacho cuando me di cuenta de que estaba haciendo un cover EN ESPAÑOL:



No pues, no pues, si iba a cantar el tema de Teen Titans en japonés ¿Por qué no podía cantar "Story Maker" en su idioma original?. Eso sí, la interpretación de "Ángel Guardián" también conocida como "La salsa de InuYasha", con coreografía incluida, me encantó, y me quedé ahí un rato aplaudiendo:



Lástima que todo acabó de una manera un tanto... extraña. Yo estaba revisando mi celular, cuando de pronto escucho un ¡PUM! seguido por el terrible chillido que hace un micro al caer, levanto la vista y me encuentro a Karin y sus dos compañeras sentadas en el piso del escenario. No sé, al parecer ese era el paso final de su coreografía de "Sobakasu" pero fue algo tan repentino que nadie sabia muy bien si aplaudir o no. "¿Se cayeron?" preguntaban. Y el silencio que siguió a eso fue algo incómodo.

Siguió Pablo Bobadilla Rider, guitarrista, quien por fin logró despertar al público... LANZÁNDOLES CHOCOLATE:



Y eso, señores, fue lo más cercano a un pogo que vi en ese evento.

Siguió un número especial, y al parecer de último minuto, con Hatsune Miku y sus amigos en una batalla de baile:



Treetopfan... estos muchachos no podían quedarse quietos, en cualquier momento podías verlos bailando junto al escenario, y cuando por fin les tocó salir, pues lo dieron todo:



Lo que siguió fue... Anime Otoko, se notaba que no estaba muy acostumbrado a esa clase de presentaciones, no sabía de qué hablar, no trajo nada para proyectar, y cuando quiso cantar algo con su guitarra, no había forma de conectar el instrumento al equipo de sonido, y todo se quedó en una conversación totalmente random entre él y los conductores del evento.


Del lado del cosplay, las cosas no mejoraron. Incluso habiendo puesto una entrada especial para cosplayers, que era diez soles más barata que la entrada normal, incluso así solo hubieron veinte participantes en la pasarela, y dos de ellos eran un niño con una máscara de Kaneki y un hombre disfrazado de chancho ¡Y EL CHANCHO GANÓ!



Siguió una banda de covers más y listo, ahora sí, la gente se despegaba de sus asientos y descendía por las escaleras para llenar el centro de la disco, porque sabían quien estaba a punto de llegar. Y me quedó claro que la mayoría de la gente que estaba en ese lugar, estaba ahí únicamente para ver a Kalathras.



No sé, no conocía al tipo, parecía el líder de una secta vegana o algo así. Solo le hice el video respectivo y me quité. ¿Y qué calificación le puedo dar a este evento? Pues, mira, voy a ser sincero, incluso siendo un evento al que no pensaba ir y cuyos invitados principales no me llamaban la atención, me entretuvo, de verdad, y eso hizo que fuera más llevadero el hecho de no tener aire acondicionado. Y por veinticinco lucas, tampoco me voy a poner muy exigente. Así que sí, le voy a dar mi aprobado al Otaku Day 3, aunque no lo creas. Esto ha sido todo por hoy, nos vemos en el siguiente evento.


Comentarios