Anne with an E, Capítulo 1: "Su voluntad va a decidir su destino" [Resumen]


Nos encontramos a finales del siglo XIX en una granja llamada Green Gables, donde un par de hermanos,  Marilla y  Matthew Cuthbert, esperan la llegada de un niño huérfano al que han mandado a traer para que les ayude con las labores del campo. Pero grande es la sorpresa de ambos al ver que en el orfanato se han confundido y les han enviado a una pequeña, delgada y terriblemente locuaz niña pelirroja llamada Anne (con la "E" al final para que sea más distinguido).


Si bien Matthew quiere quedarse con la niña, pues reconoce en ella una gran inteligencia e imaginación, su hermana es inflexible y solo le ofrece quedarse una noche, para ella misma devolverla por donde vino al día siguiente. Es una larga velada llena de llanto y tristeza, pero al llegar el amanecer, Anne se despierta sonriente y mirando su incierto futuro con optimismo. Después de un largo viaje en carreta, la encargada del orfanato le ofrece a Marilla las disculpas del caso y lleva a la pequeña pelirroja a un lugar horrible donde una señora muy violenta quiere usarla para cuidar a sus hijos. Marilla se compadece por primera vez y decide llevar a Anne de vuelta a Green Gables.


Ya en la granja, Anne trata de probar con todas sus fuerzas que es útil, pero los problemas llegan nuevamente cuando Rachel, una vecina insoportable, la ve y sin ningún descaro la menosprecia por su apariencia. La roja no se queda callada y le responde también con fuertes palabras y echando lágrimas sale corriendo sin rumbo fijo. Vuelve al rato y se disculpa con los hermanos por hacerlos preocuparse, pero Marilla insiste en que se disculpe en persona con la vecina. Anne no quiere hacerlo y permanece encerrada en su cuarto. Matthew entonces interviene y le pide que cumpla con el pedido de su hermana porque la extraña y quiere seguir escuchándola hablar interminablemente.


Así es que a la mañana siguiente, Anne saca fuerzas de flaqueza y le pide perdón a Rachel de una manera super exagerada y dejándole en claro que ya no permitirá que sus palabras la lastimen. Habiendo resuelto este problema, el siguiente desafío es tomar el té con unos amigos de la familia, los Barry, quienes desean conocer a la huérfana para asegurarse de si puede o no ser amiga de su hija Diana. Es mucha presión para Anne, quien todavía recuerda que unas niñas la maltrataron porque no les gustaba lo mucho que hablaba, por lo que acude a la cita manteniéndose la mayor parte del tiempo callada. Al terminar, cuando ella y Diana salen a caminar por el campo, poco a poco recupera su gran elocuencia y creatividad, y así, entre cuentos y sonrisas, la hija de los Barry se convierte en su primera mejor amiga.


Y para finalizar este capítulo, más problemas. Un broche muy valioso que Marilla heredó de su madre desaparece y automáticamente culpa a la huérfana. Anne confiesa que estuvo jugando con él, pero que lo dejó en la silla donde lo encontró. Marilla cree que le ha robado y una vez más la manda de vuelta al orfanato. PERO entonces descubre que era cierto, el broche estaba en la silla, solo se había ocultado entre los cojines. Inmediatamente manda a Matthew para que impida que la pequeña tome el tren. No lo logra, y de eso se tratará el siguiente capítulo.


Comentarios