Ozark, Capítulo 9: "Café, Negro"


Inicia una nueva mañana en Ozark y Petty se deja de juegos con Russ y le revela que es un agente federal y va a meterlo a la cárcel por intentar matar a Martin Byrde, a menos que le ayude a obtener una grabación de Ruth confesando que fue ella quien ideó lo de electrocutar el muelle. Russ vuelve a su remolque, donde el agente Trevor ya ha plantado micrófonos, y trata de hacer que su sobrina hable, pero ella se da cuenta de que algo raro pasa y le echa toda la culpa a él. Habiendo fracasado, llama a su hermano Boyd y juntos salen a matar a Marty para robar su dinero de una vez y huir lo más lejos que puedan. Ruth se entera de esto por Wyatt y reactiva la trampa del muelle, matando a sus tíos para salvar a su jefe.


Mientras tanto, Jonah se da cuenta de que uno de los hombres de Del Río está siguiendo a su familia y le pide a su amigo Tuck que le haga el pequeño favor de comprarle un rifle de asalto, algo que al parecer se puede conseguir en cualquier supermercado estadounidense y a través de un trámite espantosamente sencillo. Jonah practica con el arma en el bosque cerca a su casa y luego la esconde abajo de un árbol caído. El señor Dieker lo ve de lejos y espera a que el niño se vaya para ir y quitarle las balas. Por su parte, Wendy compra una funeraria y Marty recibe cincuenta millones de dólares más para lavar. Y Charlotte solo se queja de tener que envolver tanto billete.


Comentarios