Las Chicas del Cable, Capítulo 10: El Pacto



Después de echar a Mario al río, Lidia se encuentra con Francisco, quien en un sospechoso cambio de actitud ahora quiere ayudarla con su proyecto y ella muy inocentemente le entrega un archivo con todo lo que ha avanzado. Mientras tanto, luego de pasar una temporada en el manicomio, Elisa regresa a casa con la firme intensión de comenzar una nueva vida y formar parte de la dirección de la compañía. Su madre, Doña Carmen, le sigue la corriente, pero a escondidas planea declarar a su hija mentalmente incapacitada.



Al enterarse de los planes de su madre, Elisa no se queda quieta y acude a la oficina de Uribe para presentarse ella misma. Ahí conoce a un nuevo personaje, Alexandra Uribe, la hermana del argentino, recién llegada a Madrid. A su salida también se encuentra con su archienemiga, Lidia, a quien le revela una amarga verdad: Francisco no quiere ayudarla, está trabajando con Carlos para destruirla.

Al verse desenmascarado, Francisco decide recurrir a una última mentira para salvarse: le dice a Lidia que la ama y que todo lo que le dijo Elisa es mentira y que él ya le pidió el divorcio. Todavía sin creerle completamente, Lidia lo besa.

Por otro lado, Pablo denuncia que Mario le robó cinco mil pesetas y que ahora está desaparecido. Ángeles aprovecha esto y acude a la policía para decir que su esposo tomó ese dinero y se fue con otra. Pero lo que arruina sus planes es que esa "otra", Carolina, también acude a la policía para contar su versión de los hechos. "Mario no se ha ido a ningún sitio, créame. No está tratando de rehacer su vida en ningún lado. Y lo sé porque el dinero que robó para iniciar esa supuesta nueva vida... Lo tengo yo".

Comentarios