Resumen de Lluvia de Acero (Steel Rain) 2017



Esta historia comienza en Pionyang, cuando el ex espía Chul-woo Eom es llamado por el jefe de la RGB (Buró General de Reconocimiento) para que regrese al servicio de manera secreta y elimine a Gwang-Dong Park, Comandante de la Guardia Suprema, quien está planeando matar al "Número Uno" (se sobreentiende que es Kim Jong-un, pero en toda la película nunca mencionan su nombre) y tomar el poder. Así es que Eom viaja hasta Kaesong, la ciudad más al sur de Corea del Norte, donde supuestamente Park se estaría presentando a una ceremonia junto al supremo líder. Pero todo resulta ser una trampa y en ese mismo instante comienza el golpe de estado. Un equipo de soldados rebeldes se moviliza hacia el otro lado de la frontera a través de un túnel cavado durante décadas y roban un lanzacohetes estadounidense con el que inician una "lluvia de acero" sobre Kaesong. Sí, sobre su propia gente.


El escenario es devastador, pero Eom logra ponerse en pie y llevarse al número uno, malherido e inconsciente, hasta Corea del Sur, donde la desesperación lo lleva a buscar ayuda en los lugares menos esperados, primero con una obstetra, luego con una cirujana plástica, quien por esas cosas del destino resulta ser la ex esposa del Secretario de Seguridad Nacional, Chul-woo Kwak. Sí, y encima los dos se llaman igual. Coincidencias milagrosas por todos lados. Eom es apresado y puesto en custodia, mientras que en su país las cosas se han puesto locas, le están declarando la guerra a todo el mundo con la excusa de que Estados Unidos. Para calmar la situación, el Sur anuncia que tienen vivo al número uno y pactan una reunión secreta con el Norte para negociar el retorno del líder y así frenar al bloque militar golpista. Eom cree que quien irá a la reunión por parte de los suyos es Tai-han Ri, jefe de la RGB, y pide presentarse él también para explicarle lo ocurrido. Nadie lo quiere cerca, pero Kwak acepta llevarlo a escondidas. Y así en medio del camino van haciéndose chistes de coreanos, cantando canciones de G-Dragon y forjando una amistad.


Para su desgracia, al llegar al lugar de la cita, un equipo de francotiradores comienzan a dispararle a todos los asistentes sin distinción alguna. Eom los derrota con ayuda de Kwak, pero es entonces que una terrible verdad le estalla en la cara: entre los heridos de la reunión se encuentra el comandante Park ¿Por qué está ahí si él organizó el golpe? En el fondo ya conoce la respuesta. Tai-han Ri es el verdadero líder golpista. Y la única razón por la que lo reclutó y lo envió a Kaesong fue para que le avisara cuando Park y el número uno llegaran al lugar y así iniciar el bombardeo.



Mientras tanto, en Corea del Norte las cosas pasan de locas a loquísimas cuando Ri toma el control absoluto del gobierno y lanza una bomba nuclear en el mar de Japón, sin causar daño alguno, solo para presumir. Con el mundo al borde del colapso, Eom decide sacrificarse a sí mismo para acabar con el problema. Le ponen un GPS en un reloj y lo dejan ir por el túnel hacia Corea del Norte, ahí se reúne con Tai-han Ri en su base secreta y diciéndole "La gente de una nación dividida sufre más por los que usan esa división con fines políticos que por la división en sí" le vuela la cabeza. Aunque en realidad no era necesario, porque en ese momento cae un bombardeo sobre la base.

Tiempo después, Sur y Norte inician el proceso de paz, con la condición de que ambos compartan el arsenal nuclear. Kwak visita a la familia de Eom y le entrega a su pequeña hija unos audífonos para que pueda escuchar a G-Dragon sin molestar a nadie. Fin.

Comentarios