Ir al contenido principal

Mi problema con Guilty Crown


Guilty Crown se puede dividir fácilmente en tres partes, la primera de ellas, considero, la más interesante pues nos presenta a un héroe que sencillamente no quiere ser héroe. Shu es un muchacho tranquilo, callado, cuya única meta en la vida es no llamar mucho la atención, pero como siempre, aparece una chica linda y le cambia el mundo, le da un poder que nunca quiso y lo mete en medio de una guerra en la que le da igual quien gane porque lo único que quiere es regresar a casa a seguir editando videos para youtube. Y si llega a pelear para un bando, pues solo lo hace para sobrevivir o porque quiere hacer algo para impresionar a la waifu de turno. Punto. Vivir y follar, como todo ser humano. Entonces se crea una tensión ahí, porque no sabemos a qué bando apoyará Shu o qué bando lo traicionará a él, pues al fin y al cabo, todos lo ven como un arma y a nadie le interesa Shu como persona (ya después le van tomando cariño, pero así es al principio).


La segunda parte cambia completamente de tono con respecto a la primera, se deja de lado la acción y la comedia (y el ecchi) para entrar en una historia de supervivencia que parece homenajear a "El Señor de las Moscas". La ciudad en la que transcurren los hechos queda aislada del mundo y los poderes de Shu lo llevan a convertirse en el líder de su escuela, lo que obviamente deriva en que se convierta en un tirano loco paranóico al que solo se le puede detener con violencia. Es algo muy triste en verdad, porque si antes Shu no quería ser un héroe, aquí en serio trata de ayudar a sus compañeros, pero sucumbe ante la presión y todo termina muy mal.


La tercera parte es con la que tengo más problemas, porque, verás, llega el tramo final y de la nada Guilty Crown trata de ser Evangelion en cuanto a pajas mentales se refiere, mezclando la Biblia con virus extraterrestres, más sectas antiguas, más reencarnaciones, más personajes que eran buenos pero que se vuelven malos porque sí... Y hubiera deseado que todo eso encajase, pero no, no lo hace. Y la sensación que queda es "¿Qué carajos acabo de ver?". 

Como sea, si hay algo bueno en este final, es que por fin vemos a Shu redimirse, aceptar sus poderes, aceptar su pasado y hacerse responsable por ellos, aunque le cueste la vida (o la vista).


Comentarios

Entradas populares de este blog

Curiosidades de La Jefa (The Boss) (2016)

- Melissa Mcarthy (Michelle Darnell) usa vestidos con cuello de tortuga a lo largo de toda la película, esto para siempre darle un aire altivo a su personaje.

- Una de las niñas que hace de Michelle Darnell en la escena inicial es la propia hija de Mcarthy.


- La actriz que interpreta a Chrystal "la gigante" se llama Eva Peterson, mide 1.75m y también trabaja como modelo.
Wish I could wear @madebybrookeullman clothes every day Una foto publicada por Eva Peterson (@eva.peterson) el 11 de Ago de 2016 a la(s) 5:35 PDT



- Varias escenas que aparecen en los trailers y spots no llegaron a la versión final de la película, tales como la presentación de una niña llamada Mariana y un cameo de David Bautisa.


- El edificio al que Darnell le saca el dedo en verdad le pertenece a Donald Trump.

- Darnell le da a Claire unos aretes de más de sesenta mil dólares como "aumento" y cinco meses después Claire sigue viviendo en un departamento pequeño y con un trabajo que detesta ¿A donde…

Los Increíbles 2: Posters de Personajes

Después de un incidente con un villano, los superhéroes han sido declarados ilegales, y para revertir esa situación Elastigirl se embarcará en una misión totalmente sola, dejando a sus tres hijos al cuidado de su esposo, una labor más que heroica para el señor Increíble. Dirigida por Brad Bird, Los Increíbles 2 llegará a los cines este 14 de junio.




El Poema de Hannah Baker (13 Reasons Why)

Hoy uso ropa interior de encaje negro
solo para saber que la estoy usando.
¿Y debajo qué?
Estoy desnuda
Y tengo piel. Kilómetros y kilómetros de piel;
Tengo piel para cubrir todos mis pensamientos
como una bolsa de plástico por la que puedes ver
las sobras dejadas la noche anterior.
Y a pesar de lo que puedas pensar, mi piel no es áspera;
 Ni es a prueba de balas.
Mi piel es suave, delicada y fácil de marcar.
Pero eso no importa, ¿Verdad?
No te importa lo suave que es mi piel.
Sólo quieres saber lo que hacen mis dedos en la oscuridad.
Pero ¿Y si todo lo que hacen es abrir las ventanas?
Así puedo ver el relámpago a través de las nubes.
¿Y si todo lo que anhelan es subirse a las barras del gimnasio
para probar un aire más fresco?
¿Y si todo lo que buscan es un cuaderno o una mano para sostener?
Pero esa no es la historia que quieres. Estás lamiendo tus labios y mostrando tus dientes. Sólo una vez me gustaría ser la dirección por la que alguien más va. No necesito ser el agua en el pozo…