Ozark, Capítulo 2: Blue Cat


La familia Byrde pasa su primer día en las costas del lago Ozark y todo lo que podría haberles salido mal, les sale mal. Primero, Marty va en busca de algún negocio en donde pueda invertir todo el dinero de la mafia y así tenerlo limpio para cuando se lo pidan, pero todos los empresarios locales son gente muy desconfiada y no aceptan tenerlo como socio.


Por su parte, Wendy sale en busca de una nueva casa y la única que puede costear viene con un anciano moribundo incluido. Sí, el dueño de la vivienda le ofrece un precio inmejorable, pero solo con la condición de que lo dejen vivir en el sótano hasta que su corazón termine por colapsar, algo que se supone pasará en menos de un año.


Mientras tanto, Charlotte, la hija mayor de la familia, se cansa de cuidar a su hermano Jonah y sale a pasear con unos chicos que conoció en el hotel y quienes resultan ser parte de una familia de delincuentes, los Langmore. Al volver Marty, ya le han robado el dinero de una de las maletas. Molesto, sale a buscarlos, y no le queda otra opción más que confesarles que esos billetes provienen del narcotráfico, para que así los ladrones comprendan con quien se están metiendo en verdad. Los Langmore le devuelven el dinero, pero se quedan con 20 mil dólares a cambio de guardar silencio.


A la mañana siguiente, aunque ya tiene el dinero completo, Marty acepta que nunca podrá lavarlo en ese lugar y le da instrucciones a su esposa para que lo declaren muerto y así ella y sus hijos puedan huir sin problemas. Pero en medio de la calle, de pronto, Marty recuerda que Jonah le comentó sobre un amigo que trabaja en un complejo turístico en decadencia llamado Blue Cat. Acude al lugar y como ya es costumbre, la dueña no quiere saber nada de inversiones y préstamos. Marty no se rinde, ingresa al bar del Blue Cat y se encuentra al amigo de Jonah, un joven con Síndrome de Down, siendo molestado por un borracho, y lo defiende para así ganarse la confianza de la dueña.

Mientras tanto, Wendy se resigna y acepta comprar la casa del anciano moribundo. Sus hijos una vez más le preguntan a qué se debe tanto cambio y ella al fin les revela los negocios ilícitos de su padre.


Comentarios