Las Chicas del Cable, Capítulo 5: El Pasado [Resumen]


Alba trata de profundizar su relación con Carlos en orden de robarle los planos del Rotary cuando el proyecto esté listo, pero primero tiene que resolver un pequeño problema. Habla con Francisco, le cuenta que Carolina tiene la carta de amor que él le escribió y que probablemente ya se la ha mostrado a su esposa, y ambos deciden tomar el toro por las astas. Al llegar a la casa de la familia Cifuentes, Francisco es recibido por Elisa gritando con la susodicha carta en mano y acusándolo de infiel. Y para empeorar las cosas, en ese momento llega Alba e inmediatamente recibe otra metralla de grites acusándola de ser la amante. Y muchos gritos después, Francisco lograr calmar a la fiera y le hace creer que todo fue un engaño de Carolina y que Lidia es solo la novia de Carlos.


Mientras tanto, en otras historias más interesantes que la de Alba... Ángeles se desmaya en el trabajo y pierde al bebé. Sus amigas descubren que ha sido golpeada por Mario y deciden buscar ayuda legal para ver si es posible el divorcio, pero las leyes de la época solo admiten la muerte como única forma de romper un matrimonio. Así que aguantando su pena y dolor, Ángeles retorna a casa y trata de sobrevivir a su marido.


Por su parte, Carlota quiere dejar atrás su romance lésbico para volver con Miguel, y Sara que es toda moderna le dice que está bien, que vuelva con él, pero que ambas sigan siendo amantes. Una zukulenta propuesta que Carlota nunca llega a responder pues en ese momento ingresa la policía al santuario feminista y todas salen corriendo, a excepción de Sara, que se queda estampada en el suelo recibiendo los golpes de la ley.


Y el cuento de hadas de Marga llega a su fin cuando descubre que "su" Pablo tiene ya una relación con otra mujer (no es muy agraciada, pero bueno...tampoco es que Marga esté para competir).

Para terminar, Francisco se reúne con Alba y le dice que esto ya no puede seguir así, que tome sus cosas y desaparezca para siempre de su vida y de la vida de Carlos. 


Comentarios